Pedir perdón a nuestros hijos cuando nos equivocamos: ¿signo de flaqueza?

Comparte con tu familia y amigos
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Queridas familias hoy queremos hablaros de una parte muy importante en el crecimiento personal del niño y es que aprender a pedir perdón cuando nos hemos equivocado es un hecho que les ayudará a en sus relaciones personales así como en la adquisición de valores.

Pero para que nuestros hijos se muestren abiertos a disculparse ante una equivocación es necesario un trabajo previo que debe tenerse en cuenta desde su entorno de socialización, por ello, nuestro propio ejemplo es vital.

¿Es un signo de flaqueza pedir perdón a nuestros hijos?

En absoluto. Una crianza saludable no trata sobre una lucha de poder donde una de las partes se muestre impasible o invencible. Para que nuestros hijos comiencen a conocer sus propios sentimientos y a gestionarlos han de ver que sus padres a veces están contentos y otras no tanto, incluido el hecho de que a veces podemos fallar. De esta manera le estaremos dando pie a que él pueda seguir con nuestro ejemplo e incluso a poder buscar una solución conjunta al error que hemos cometido, reforzando así nuestros vínculos y su autoestima.

¿Cuándo debo pedir perdón?

Siempre que sintamos que nos hemos equivocado ya que una disculpa no debe ser interpretada como una humillación sino como el principio para arreglar nuestro fallo.

Para ello deberíamos hacerlo en un momento de tranquilidad, explicándole al niño por qué hemos fallado y sugiriéndole buscar una solución conjunta al problema.

Poco a poco conseguiremos hacer de este hecho un hábito y transmitir a nuestro hijo el gran valor de pedir perdón.

dsgdsgdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*