Cocinar con nuestros hijos y sus beneficios.

Comparte con tu familia y amigos
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Queridas familias, como bien sabemos la alimentación es una parte vital en el desarrollo de nuestros hijos. Una alimentación saludable aporta una gran cantidad de beneficios en su organismo y, a su vez, una alimentación inadecuada puede afectar a su crecimiento y a sus niveles de energía y concentración, por ende, a su salud.

Pero también somos conscientes de que no siempre es fácil llevarlo a cabo. Introducir nuevos alimentos a veces se hace complicado, las prisas y el poco tiempo del que a veces disponemos, son algunos factores, entre otros, que puede poner en riesgo una alimentación equilibrada y saludable para los más pequeños.

Por eso, desde Kid’s Garden, os queremos proponer una actividad que es realmente beneficiosa para su alimentación y para otros muchos más aspectos: cocinar con nuestros hijos.

De primeras puede resultarnos una idea complicada y algo incómoda. Pero una vez asumida en nuestra rutina diaria y dejando claras ciertas normas de riesgos y orden puede ser muy grata. En realidad se trata de incorporar al niño en la rutina de cocinar su propia cena con actividades sencillas y seguras como: remover una salsa, lavar los tomates, separar las hojas de lechuga, etc

Con esto nos será mucho más fácil que pruebe alimentos nuevos, de manera natural y relajada acabará perdiendo ese rechazo a nuevos tipos de comida, además de afianzar sus gustos.

Por otro lado potenciaremos su autonomía, ya que él mismo se encargará de hacer ciertas tareas y, por tanto, reforzaremos su autoestima  al conseguir que, con su ayuda, hemos preparado un plato tan delicioso.

El hecho de partir, seleccionar, divididir, abrir botes, clasificar, etc tampoco son actividades en vano ya que fortalecen su adquisición de conceptos, mejoran su coordinación ocul0-manual y ayudan a su motricidad fina. 

Por último, no nos podemos olvidar que es un tiempo muy valioso que podemos aprovechar para afianzar lazos familiares y conocer mejor a nuestros hijos, como conocer quiénes son sus amigos, como ha pasado la mañana en el centro, sus gustos, etc.

Y ahora después de ver todos estos beneficios sólo nos queda decir… ¡buen apetito!

Foto de kidsgarden.edu
dsgdsgdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*