Educar en la amistad.

Comparte con tu familia y amigos
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Queridas familias, la amistad es uno de los valores principales que conforman la conducta social de las personas y por ello, entre otras muchas razones, es importante inculcar en los niños hábitos de empatía y compañerismo. La amistad es esencial para el desarrollo emocional y social de los niños. En la interacción con amigos, los niños aprenden habilidades sociales: cómo comunicarse, cooperar, solucionar problemas y tomar decisiones.

A pesar de ser aún “muy pequeñitos” es normal que ya comiencen a contar en casa quienes son los compañeros con quien tienen mayor afinidad en el centro infantil y aquellos con los que no tienen tanta. Por ello, queremos daros una serie de consejos y recomendaciones para educar a nuestros hijos en la amistad y en la importancia de la misma:

  • Escucha: debemos de escuchar a nuestros hijos cuando nos hablan de sus amigos, explicándole lo bueno que es que juegue y se lo pase bien otros niños. El ser escuchado no solo ayuda a fortalecer sus amigos sino que también nos ayuda a conocer a nuestro hijo y como se desenvuelve socialmente.
  • Buscar actividades y momentos para socialización: ya sea el centro infantil, el parque, visitar a los primos, etc son momentos idóneos para relacionarse con otros niños.
  • No forzarle: no todos los niños son iguales al igual que los adultos y por ello habrá niños que se sientan cómodos en grupos amplios y otros preferirán grupos reducidos. Ante esta situación debemos de darle tiempo e ir poco a poco buscando lugares y experiencias donde se sientan cómodos. Las amistades y los momentos sociales positivos nacen desde la calma.
  • Hablar de aquellos comportamientos que nos hacen sentir bien y aquellos que no: “qué bien que compartiste los colores con Pedro, estoy seguro de que se alegró mucho” “es normal que hoy Clara no haya querido jugar contigo porque se ha sentido muy triste al empujarla”
  • No alabar conductas violentas: los conflictos con calma. En caso de que nuestro hijo nos cuente que le pegan continuamente o no le dejan jugar es preferible hablar con el centro sobre esto antes que fortalecer otras conductas.
  • Ser su gran ejemplo: son miles los momentos en los que nuestros hijos nos ven actuar con otras personas; los comportamientos derivados de estas situaciones serán un modelo de conducta para ellos. Por ello es muy importante ofrecerle siempre ejemplos positivos de socialización.

 

dsgdsgdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*