Regresan los virus ¿cómo prevenir contagios?

Comparte con tu familia y amigos
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Queridas familias con la vuelta al cole y el cambio de estación también han llegado los temidos virus y las bacterias a nuestras casas y al cole.

A pesar de que no existe una lista única de los posibles virus y bacterias que un niño pueda padecer a lo largo del curso escolar si que nos podemos encontrar con los más comunes:

  • Gastroentiritis
  • Conjuntivitis bacteriana.
  • Síndrome de mano, boca y pie.
  • Bronquiolitis.
  • Eritrema infeccioso.
  • Resfriado común.

Aunque estas situaciones pueden considerarse una como una etapa más que los niños tienen que pasar y que en situaciones normales superarán sin grandes problemas, debemos de estar atentos siempre para evitar contagios o para que el virus o bacteria agraven la salud del niño.

Para ello es muy importante la visita al pediatra siempre que encontremos algún indicio sospechoso de que nuestro hijo se pueda encontrar mal o que su salud no acabe de mejorar debemos visitar al pediatra sin ninguna duda. Fiebres altas que no bajan o que duran más de 3 días sin causa aparente, vómitos continuados, dificultades para respirar, etc son síntomas que debemos tratar de inmediato bajo la supervisión de un especialista. El mismo médico os proporcionará un diagnóstico y todas las indicaciones necesarias para que vuestro hijo se encuentre mejor lo más rápido posible.

Otro punto importante es llevar al día el calendario de vacunación ya que las vacunas no solo ayudan a mantener a su hijo saludable, también ayudan a todos los niños a erradicar enfermedades infantiles graves.

Una de las acciones más efectivas para la prevención y que debemos inculcársela a los niños como rutina es lavarse las manos de manera frecuente. Desde el centro infantil incluimos esta actividad de forma diaria y desde casa siempre lo podéis llevar a cabo. Ya sea antes de comer, cuando vamos al servicio o cuando tosemos nos tenemos que lavar las manos. Desde casa y desde el centro también se ha de realizar una correcta higiene de los juguetes y utensilios de los niños que habitualmente comparten además con amigos o hermanos y así evitaremos más contagios.

Por último, es importante guardar los periodos de reposo necesarios que nos indique el pediatra. A veces un virus o una infección requiere 48 horas de reposo o tomar un antibiótico durante una serie días. Desde casa y el centro debemos de hacer un esfuerzo por respetarlas. Con ello no sólo evitamos contagiar a los compañeros sino que también nos aseguramos que su salud se vea completamente recuperada.

dsgdsgdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*