Rutinas y niños felices.

Comparte con tu familia y amigos
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

 

Queridas familias hoy queremos hablaros de la gran importancia de las pequeñas cosas que hacemos día a día: los hábitos y las rutinas. Podemos decir que la repetición de los actos cotidianos forman hábitos y la repetición de los hábitos forman virtudes.

En los bebés establecer unas rutinas básicas y sencillas pueden aportarles mucha seguridad y un gran bienestar. Siguiendo unos horarios  ayudamos a que puedan anticipar qué ocurrirá después. De este modo estamos enseñando a nuestros niños a predecir acontecimientos. Cuando repetimos una y otra vez, del mismo modo y a la misma hora cualquier actividad, estamos ayudando a que el bebé vaya asimilando lo que ocurre a su alrededor proporcionándole una visión de su mundo como un lugar predecible y seguro.

En el caso de los niños más mayores las rutinas les aportan cierto control sobre la situación, saben qué es lo se espera de ellos, qué deben hacer, cómo hacerlo y qué sucederá después; y eso fomentará su sentido de la responsabilidad.

Las rutinas que debemos tener más en cuenta son aquellas relacionadas con:

  • La alimentación: a medida que los niños van espaciando sus comidas ya que dejan de alimentarse a demanda podemos ir fijando ciertas pautas como tratar, de una manera más o menos flexible, de fijar una hora para el desayuno, la comida, la merienda y la cena.
  • La higiene: como buscar una hora y un ambiente tranquilo para el momento del baño, lavarnos las manos antes de comer o después de ir al servicio, etc
  • El sueño:  Los bebés y los niños duermen más horas que los adultos. Necesitan más tiempo para poder tener el cerebro en condiciones para el aprendizaje tan intenso que tienen durante todo el día. Pero, además, el sueño es básico para fijar los conocimientos aprendidos durante el tiempo que han estado despiertos. Por eso es importante cerciorarnos que duerman unas horas adecuadas y fijar un ambiente y unos horarios para acostarse y levantarse.

¿Cómo podemos fijar unas rutinas adecuadas para los más pequeños?

La mejor manera es observando los ritmos naturales de nuestros hijos y los nuestros propios, no podemos olvidar que igual de importante es la rutina como la flexibilidad en determinados momentos; ya que los niños también necesitan tiempo sin estructura, para conocerse y gestionarse así mismos. Una vez conocidos estos ritmos podemos buscar las rutinas más adecuadas para toda la familia.

 

Es de gran importancia para Kid´s Garden la adquisición de unos buenos hábitos y rutinas.