Gestionando los celos entre hermanos.

Comparte con tu familia y amigos
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La llegada de un nuevo miembro a la familia siempre es motivo de alegría para grandes y pequeños que celebran entusiasmados la llegada del nuevo hermanito o hermanita. Pero a veces, para nuestros pequeños, que se han convertido en hermanos mayores, puede ser un poco complicado.

Las rutinas cambian para todos y esto hace que nuestros hermanitos mayores se sientan desconcertados y tengan rabietas, regresiones como dejar de comer sólido o hacerse pis, mayores demandas de atención, etc y por ese motivo, os ofrecemos algunos consejos para gestionar de la mejor manera posible la llegada del nuevo hermanito.

  • Ser conscientes de que es normal que sientan celos: tenemos que ponernos en el lugar de nuestros pequeños y comprender que durante un tiempo van a sentirse así. Por tanto, no debemos recriminarle su comportamiento con frases como “eres muy celoso” o “te portas como el bebé”, debemos de tener paciencia.
  • Explicarles que van a tener un hermanito o hermanita: adelántale los acontecimientos las veces que sean necesarias porque le ayudará a tranquilizarse. Explícale que un nuevo bebé va a venir al mundo y que él será su hermano mayor, recuérdale también que siempre le vais a querer y que habrá momentos para jugar con él y otros para jugar con el bebé, así como que no le podemos pegar ni hacer daño.
  • Dejadle participar en la llegada del hermano: no le dejes de lado, ensalza su papel de hermano mayor y de ayudante de papá y mamá, déjale que elija un juguete para su hermanito o que os ayude en la elección del nombre y una vez que nazca, deja que te ayude en la medida de lo posible.
  • Busca momentos de atención individualizada: por ejemplo, mientras el bebé duerme la siesta podéis jugar juntos un ratito.
  • Intenta no quitarle sus juguetes sin explicación y no obligarle a compartir aquellos objetos por los que siente un gran apego para dejárselos a su hermano.
  • No los compares porque cada niño es diferente. Las comparaciones aumentan los niveles de frustración del niño y de esta misma manera los celos.
  • Sé positivo en tus palabras, por ejemplo: si estás bañando al bebé y el hermano mayor demanda tu atención, en vez de decirle un “ahora no puedo” puedes decirle “claro, en unos 15 minutos voy a jugar contigo ¿me ayudas para acabar primero?”
  • Explícale las ventajas que tiene ser hermano mayor: si vuestro peque os pregunta por qué el bebé puede dormir en la cuna y él no, podéis explicarle los motivos y añadir lo bien que está dormir en su propia cama, etc
  • Algunos libros para leer en estos momentos:

“Será un bebé”:  nos imaginamos al hermanito que está en camino. Autor: John Burningham.

“Big Sister Now”, de Annete Sheldon habla, en inglés, de las cuestiones relacionadas con la llegada de un nuevo hermanito (También hay la versión para niños)

“Todos sois mis favoritos”, de Sam McBratney: mamá quiere a todos sus hijos por igual.

 

dsgdsgdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*