¿Como podemos trabajar el hábito de compartir?

Comparte con tu familia y amigos
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Ya han pasado las navidades y las fiestas que tanto hemos disfrutado, y ahora en Kid´s Garden damos la bienvenida a un nuevo trimestre lleno de sorpresas y lleno de ilusión y con ello un nuevo hábito para trabajar: compartir.

A veces puede ser una ardua tarea, sobre todo con los peques de la casa ya que en la etapa de 0 a 3 a años es común que compartan espacio de juego pero que tiendan a jugar solitos. Es a medida que van creciendo cuando sus interacciones con los demás cada vez son más prolongadas y van adquiriendo diferentes mecanismos que les permiten manejar y entender mejor determinadas situaciones. Pero esto no quiere decir que no podamos o no debamos comenzar a trabajar este hábito que fomenta la empatía y las relaciones sociales con los demás, por lo que os damos algunos consejos.

  • No forzar al niño: compartir es un hábito que aparece de forma gradual en nosotros, para ello debemos de intentar dialogar con el niño, explicarle y preguntarle si está dispuesto a compartir su juguete con su amigo y explicarle también que luego nos lo van a devolver. Es posible que recibamos un rotundo NO por respuesta, pero no debemos ponernos nerviosos y mucho menos quitarle el juguete de sus manos ni compararlo los demás niños que quizás sí lo hagan; sino que debemos de tener paciencia y reforzar verbalmente aquellos logros que vayamos consiguiendo respetando siempre la decisión del niño.
  • Aprovechar situaciones cotidianas: compartir no solo se refiere a dejar un juguete a un amigo, también puede ser el último trozo de tarta, un sitio en el sofá, el cuello de papá… todas estas situaciones son idóneas para dialogar con ellos sobre este tema e intentarlo.
  • Ayudar con nuestro ejemplo: las familias son el primer entorno de socialización del niño, en casa nuestros peques crean sus primeros vínculos y también sus primeros ejemplos de comportamiento. Así nuestro hermano mayor puede compartir con nosotros su pelota y nosotros podemos compartir nuestros colores con nuestro hermano, papá puede compartir su zumo con mamá, etc así poco a poco inculcar este hábito como sintonía del hogar.
  • Utilizar cuentos y juegos grupales sencillos para que ellos poco a poco se familiaricen con este hábito.
  • ¿Y qué ocurre con los hermanos? no debemos agobiarnos y al igual que en el primer punto, no debemos quitarle el juguete de las manos al hermano mayor porque sea más maduro o al pequeño porque quizás aún no se de cuenta, sino que debemos dialogar con ellos y fomentar situaciones que les acerquen cada vez más a este hábito. Un juego grupal por equipos o repartirse las tareas son ideas sencillas que podemos llevar a cabo.

Es muy importante utilizar el diálogo y armarnos de paciencia ya que a medida que crece irán entendiendo, cada vez mejor, lo que significa la pertenencia de un objeto y sobretodo entienden que puede pasar a otras manos sin perderlo para siempre.

Nuestros peques nos enseñan sus regalos de los Reyes Magos